Solo para mi

Imagen de Buda
Poco tiiene que ver Buda conmigo

Escribo y casi nadie me lee, pero yo escribo para re-leerme luego, para re-leerme en el tiempo, para re-leerme mirando atrás, para recordar como estaba yo entonces, para creerme que cualquier tiempo pasado fue mejor o al menos diferente, para creerme a mi mismo, los escorpios que soñamos con el amor apasionado y dramático de otr@ escorpian@, pero que en realidad buscamos lo que no encontramos y no nos conformamos nunca con lo que tenemos, que la pasión marca nuestra vidas, que el cambio es imprescindible, que creamos parar creernos. ¿ Pero de que hablo ? soy escorpio y los escorpios somos muy incrédulos y no creemos en horóscopos.

Que escribo para mi, para re-leerme a veces y elegirme a veces, solo a veces, como mi persona favorita, escribo solo cuando me encuentro realmente bien conmigo, con mi entorno y con mi posible futuro, escribo cuando agarro mi cerebro y lo convierto en mi juguete favorito, escribo cuando me voy y cuando vuelvo, casi nunca lo hago cuando estoy, bueno a veces lo hago en los durantes y en los itineris.

Escribo para recordar las cosas que me sientan bien, para entender porqué me mata la rutina, escribo a vuela tecla ( a vuela pluma), sin casi corregir y sin cambiar nada una vez publicado, que no quiero revisar los recuerdos ni re-modelarlos, que las brumas del tiempo se encargan de ello.

No escribo, o escribo poco, sobre anécdotas vividas ni la gente que he conocido, escribo para conocerme a mi que a veces soy un extraños para mi mismo, a veces no me reconozco, escribo para sorprenderme de lo que fui capaz y echarme a la cara las veces que me eché atrás.

A veces tengo la tentación de hacer trampas y borrar los párrafos que hoy, pero no entonces, me parecen ridículos, pero eso sería como hacerme trampa en un juego en el que yo he creado las normas, ¿ como pude escribir yo aquello en aquel momento ? , quizás fui empujado por la euforia, ahora espero un par de días para publicar, pero eso es ahora mañana podrá ser de otra manera.

Escribo en internet para no tener que buscar mi “Querido diario” y para no tener que empezar todo texto con “Querido diario”, escribo en internet por qué es mi medio, para superar mi timidez, para tenerlo casi siempre a mano, escribo en internet para que los mios y las mias, pero esos y esas que son muy mios y mias, puedan leerme, aunque la mayoría no lo haga

Tu opinión me preocupa, pero me importa pocas veces.

Maldecir

“Mala tormenta de estiercol te pille con la boca abierta”

Cielo playero otoñal
Tras la tormenta viene la calma.

Oía hace unas horas esta maldición tan poética como agresiva, y gracias a que el “maldecidor” insistió en comunicar su intención pude parar y escuchar el mensaje, un mensaje claro y directo al malestar de su receptor,con una clarísima carga de rechazo y casi de odio hacia él, pero sin un deseo de causar un daño permanente, “fuera aparte” ( me encanta esta expresión ) era tan poco probable que sucediera que quedaba en una simple demostración de animadversión del uno hacia el otro.

Pero no voy a dedicar mucho tiempo a esta frase casi perfecta para representar el desprecio y el desagrado que alguien nos provoca, solo el justo para alabar esta prosa breve y concisa, que en este tiempo de mensajes sobrecargados de palabras pero vacíos en contenido resulta una piedra preciosa de la literatura popular.

Mientras el insulto directo una agresión elevada a una persona concreta causa daño y puede ser respondido con agresividad por parte del insultado o insultada, la maldición, y no confundamos maldecir con amenazar, no socava ni el honor, ni la autoestima del otro, se puede maldecir a una persona querida sin cambiar el tono en modo de broma, cosa que no es posible con el insulto, no es lo mismo recordar y asignar oficio a la madre de alguien que desearle pasar por una situación desagradable y casi imposible; el insulto es un disparo directo y la maldición, aparte de ser muy sensible al contexto, solo genera una atmósfera de incertidumbre, de inseguridad y despierta la imaginación del /de la maldecido/a, generando un malestar silencioso.

Imaginemos que eliminamos el insulto de nuestro sistema verbal y lo sustituimos por la maldición, bajando así la violencia que se está enquistando en nuestra sociedad sin perder ese punto agresivo que late dentro del simio que somos, bueno vale, sería mejor que todos nos dijéramos, como pretenden los positivistas, cosas bonitas, eso que se lo plantee la próxima generación.

Maldeciros hermanos y hermanas que de la maldición compartida nace el amor, que si alguna vez llegamos a vivir una de ellas, desarrollaremos la empatía y no desearemos a nadie lo vivido, “yo ya he vivido eso y no se lo deseo ni a mi peor enemigo”.

La maldición es el proceso por el que se humaniza el odio y lo suaviza, pero no respondamos nunca una maldición con un insulto.

Aunque yo hubiera añadido “… y sin cobertura en el móvil”

Yo sostenido

Dos nilños por el malecon
Volver a la infancia

Llevaba mucho tiempo sin escribir, seguramente no tenía nada que decir, o lo que podría haber dicho era tan confuso, que era mejor quedarse callado, seguro que no tenía mucho que decir.

Zarandeado por mis miedos , mis anhelos, y una racionalidad, que no se yo de donde a salido, y que se pone de parte de las intenciones o de las inercias, de forma aleatoria y sin motivo aparente, quizás sean dos racionalidades diferentes, pero no puedo tener tanta capacidad de raciocinio.

Han sido tres años de dos pasos “palante” y cinco “patrás” hasta que me he parado he flexionado rodillas y he saltado como tres pasos para adelante pero con la sensación de estar lo suficientemente lejos de todo como para iniciar un paseo en una nueva dirección, he saltado del tiovivo (leer Y ahora ¿ qué ?), ya cansado de dar vueltas en el mismo sentido, pero con la sensación que de ir mal puedo volver a subirme en algún que otro “cacharrito”, aunque es una sensación algo amarga no deja de ser tranquilizadora.

Han sido tres años de buscar lejos lo que podía tener aquí al lado, que la posibilidad de ser algo menos humanoide y sacar de dentro un poco de humanidad no estaría mal, y volver a gestionar tu vida con planteamientos algo más dispersos. leer “La dispersión”.

El plantemiento o mejor dicho “la visión”, que tranquilos que no veo a Fukuoka en forma de pajaríto, la visión de estar tres años como voluntario, a cambio de casa y comida, en todo aquél proyecto alternativo que quiera admitirme, y realizar los cursos formativos que estén al alcance de mis bolsillos, una carrerilla que me dé la suficiente inercia para pegar un salto más grande.

Y para tod@s l@s que me digan “¿ no estás mayor para meterte en este fregado?” la respuesta será “¿ y tu no eres demasiado joven para haber matado tus sueños ?”. ¡ UF ! … Tres años trabajando con las manos, jugando con barro, construyendo con cañas, cavando cuevas, sembrado tomates una vuelta a la niñez, y a la realidad de la vida simple, que todas deberíamos plantearnos.

Tengo en la cabeza otro blog pero este tratará más de permacultura que de paranoias personales, el nombre ¿ que os parece ? “yosostenido.net”, si se os ocurre algo mejor … dejadlo en en los comentarios.

En el día de hoy he sido admitido de forma oficial en la “Instituto de Permacultura Montsant” para un curso de 2meses “Diseño en Permacultura” (bio-sostenibilidad, bio-construcción … ).

La seguridad es un falso dios y estamos perdidos si empezamos a sacrificarle cosas( Paul Bowles )

El fracaso de los triunfadores

Imagen de puente de Brookling estructura central desde
Puente de Brookling
Alguien, me pidió una ponencia sobre la la gestión del fracaso desde un prisma sajón que por lo visto gestionan muy bien el este tema.

En principio me quedé un poco desorientado, yo que he fracasado tantas veces y he triunfado tan pocas ( por no decir ninguna ), yo que he disfrutado de casi todas mis procesos hacia el fracasos no podía entender el concepto sajón de la gestión del fracaso.

Si, es innegable que son la cultura dominante que su modelo de emprender es efectivo, pero son una cultura fracasada, que lo único que hace al crecer es expandir su propia forma de vida, de carnes super-cocidas, de fis&ship, de haburguesas, de destrucción de la cultura local, acabando de forma insensible con la diversidad ….. en este punto habrá quien haga una comparación con al cultura castellana y su modelo de negación a toda costa del fracaso y por lo tanto de su posible gestión, esa gestión en todo caso se reduce a aprender como mentir para camuflar u ocultar el fracaso, y en la cuestión de destruir las culturas locales son tan malas la una como la otra.

Por lo tanto culturas que han fracasado como sociedad no pueden establecer un modelo de emprendimiento, EEUU considerado ( yo creo que es mentira ) el país más emprendedor del mundo es el país con mayor desigualdad social del mismo entorno.

No podemos plantearnos emprender a la sajona porqué aquí los que tienen el dinero solo invierten en valores seguros en personas que han triunfado o que cuentan de una forma creíble que ya lo han hecho ( los getas ).

Las veces que alcanzado el mal llamado “triunfo”, no muchas, me he movido con le modelo Sajón, platearse objetivos, estudiar inconvenientes, ver posibilidades, e ir a por ello pero la resultante final ha sido un cierto grado de amargura, que me ha forzado con una carga enorme de miedo a buscar proyectos con esa premisa mediterránea y cuando digo mediterránea me refiero a esa cultura que late en una franja de unos 30 kilometros en las costa del mar blanco, de esa cultura que plantea que el emprendimiento es y debe ser divertido por lo qué el fracaso solo será el inicio del proceso de espera para el siguiente proyecto.

Puede que no tenga razón pero de todas formas he decidido, como me aconseja mi hermana, que es mejor no discutir con  idiotas ya que me llevarán a su terreno y allí me ganarán.

Fracasar es divertido, ¿ triunfar? Triunfar tiene que ser la hostia.

 

Él nunca verá el mar

Imagen de una playa soleada, es otoñon en Málaga, se ve la farola.
Otoño “averanado” en Málaga
Cuando alguien nos rechaza, pareja, oferta de trabajo, para realizar una actividad solidaria o para lo que sea, yo me lo imagino como aquél niño que creció sin ver el mar y que jamás en su vida lo llegó a echar de menos…

Si, yo soy el mar, grande, cambiante, incompresible a veces profundo y otras estancado, muchas inescrutable, agresivo, placido, violento, conciliador, vinculante, separador, destructivo, vector de cambios, navegable, infranqueable, limpio, contaminado por mis propios miedos.

Soy ahora mismo un mar de dudas, una mar de opciones, un charco de posibilidades, ese charco que puede crecer con la próxima marea, que puede hacer que me hunda o solo permitirme mojarme los pies, o llevarme a navegar hasta otros puertos.

Marineros de mares que se tuvieron que guardar su miedo al mar, para ir al mar que les daba el sustento, el mar da miedo ese mar inmenso que es el futuro da miedo, pero ¿ miedo a que ?, el miedo del pescador es un miedo real a cosas reales, a las galernas, a los temporales, a naufragar.

El miedo playero, a que una ola se lleve la sandia enterrada en la arena, al corte de digestión, a esa tortilla con pequeños gránulos crujientes, al calor de la vuelta, a los pies manchados, al salitre en los órganos recreativos, miedo a que te roben lo que no has cubierto con la toalla, a cien mil cosas que cuando nos las cuentan no dan miedo.

Ese miedo no existe, por qué yo no voy a cruzar el mar, yo soy el mar, un mar de dudas y de posibilidades, y a veces, para que negarlo, un charco sin sentido aparente en espera que llegue otra marea y lo vuelva mar.

Me cago en la mar salá

De Marca Blanca

Echando carreras con mis mascota
Veo veo, elefantes de colores

Lo siento no puedo evitarlo, pero de la misma forma que me preocupa poco tener barriguita , no puedo evitar avergonzarme de ser español, lo siento pero es algo superior a mis fuerzas.

Esto de ninguna manera significa derrotismo, voy a seguir siendo un respondón y voy a seguir empeñado en conseguir hacer algo para acabar con todo lo que me avergüenza.

De momento he decidido que todas las direcciones internet de las que soy de alguna manera responsable pasen de ser .es a ser .net, aunque durante algún tiempo conservaré el .es para l@s me siguen.

A partir de ahora cuando me digan “ju are yu from” diré que soy un producto de “marca blanca” con el “made in spain” grabado a fuego en mi culo peludo, pero desde luego huir mientras pueda de la “marca españa” …

Un abrazo a tod@s

Cua cua , tu mism@

Media naranja
Where’s my other half

Estaba yo dando vueltas a eso de la princesa y el sapo , pero muy lejos de estar influenciado por las noticias , estaba yo en esto pensando en lo de la elección de compañía , en las medias naranjas , o las medias chirimoyas …

Las comparativas son odiosas pero en este caso quiero dejar claro que utilizo al sapo y a la princesa por lo dispares y por su presencia en el ideario colectivo , no por la repugnancia que nos puedan dar el uno o la otra … habida cuenta que hablamos de una princesa medieval …

¿ que hace un sapo junto a una princesa o viceversa ? … quizás … por la alta concentración de moscas en torno a la princesa atraídas estas , las moscas , por la higiene distraída de nuestra más o menos bella princesa o simplemente por la sombra o por la atención que ella le dispensa , al sapo , que al parecer era el único en la corte que escuchaba los soliloquios de estanque de nuestra querida princesa …

Pudiera ser que en aquellos tiempos de baños anuales un hombre fuera más repugnante en si mismo que un sapo , de todas formas nos quedamos con la princesa y el sapo … que de haber recurrido a una gallina y un pato , o a un cochino y una oveja o a mil ejemplos más tendríamos más connotaciones y no estarían grabados en conciencia colectiva …

Bueno que al final la princesa cansada de esperar a ese príncipe azul ( enfermo del hígado seguramente ) termina lamiendo al sapo … que es el único que permanece su lado y que aparentemente le escucha … y más por desesperación o necesidad que por amor ,  al final ,  ella termina viendo un príncipe donde el resto ve un sapo pero que por miedo o respeto o puro y duro pasotismo callan …

Hace tiempo oí o leí … “¿ como no te iba a querer , con tantas virtudes como te inventé ? … pos en eso está la princesa inventándole virtudes a su sapo … pero el sapo tiende a sus moscas y a su charca … y seguramente su mente solo alberga algún pequeño recuerdo de la sapotamadre …

… había yo puesto inicialmente todo en plan princisa/pe y  sap@ … pero hacía incomoda la lectura … pero nada más lejos de mi intención la de establecer equivalencias mujer/princesa, hombre/sapo …

Amemos-nos a nosotr@s , que no somos ni príncipes ni sapos ni princesas , no tengamos a nadie cerca por miedo a esa soledad que nos enfrenta a nosotr@s mism@s.

Cerramos los ojos al besar para imaginarnos a quien besamos.
De todas formas yo asumo rotundamente mi papel de sapo.

Utopía

Volcan Tongariro
Monte del destino

Estaba yo leyendo cosas sobre metodología docente y a cada 2 palabras que leía una me daba dos guantazos en mi autoestima , pero no vengo yo a hablar de docencia , que al final el batido de lecturas recientes y que se agolpan en mi cerebro, siempre enfermo o batido pero nunca abatido … me han llevado a pensar en la utopía …

El concepto utopía ( del griego “lo que no está en ningún lugar” o “buen lugar” ) se refiere “a la representación de un mundo idealizado que se presenta como alternativo al mundo realmente existente” y la distopía ( del griego “mal lugar” ) es el sistema a la que nos va llevando, en su propia degeneración la antedicha realidad .

Es posible ser utópico y no ser dogmático … pero si planteamos la utopía como un objetivo la vamos convirtiendo en dogma y el dogma nos vuelve rígidos …

Los sistemas que se apoyan en el dogma como verdad inmutable y que colocan dicho dogma sobre si mismos como una máscara de su realidad subyacente … se vuelven como sepulcros blanqueados que predican todo lo contrario de lo que hacen …

Pero no es mi intención pasear en la desesperanza , que ese jardín está cada día más saturado … hace mucho tiempo acuño una frase “intento ser como el habitante del mundo en el que quisiera vivir” … y aunque las utopías puede que no … o puede que si … sean alcanzables … pero plantearnos el mundo ideal como un objetivo puede que terminemos bañados por la decepción , o abrazad@s a un dogma como tabla de salvación …

He leído ……. “Cada paso que damos hacia la utopía nos aleja de ese mundo terrible” … y a lo que voy que me disperso … la utopía no es un objetivo es una forma de caminar diferente … de cambiar las referencias … de entender nuestra vida … de abandonar la conformidad … de no mirar y caer en los “esto no tiene remedio” … los “es que la gente” , nosotr@s somos gente , formamos parte de ella ( de la gente ) … si cambiamos la gente cambia …

… la revolución individual es ese cambio utópico en la manera de avanzar de cada un@ … pero mantengamos el optimismo … que cada paso que damos nos aleja del abismo que abren l@s dogmáti@s …

 La niña que quería ser bailarina

 

 

La nuez …

No se donde leí o vi , que yo siempre me quedo con el concepto y al final lo termino tergiversando , aunque dejando algo de la idea original … contaban que en India utilizaban y puede que aún utilicen una técnica casi indolora de cazar monos vivos … aunque supongo que al mono pasados unos años , en su jaula , le debe doler el orgullo .. bueno me ponga al tema que me voy por las ramas … el cazador localiza un recipiente ( coco ahuecado , vasija … ) que tenga una apertura pequeña , lo justo para que entre la mano del mono o de la mona … plegada por su eje longitudinal … y busca una golosina de mono , por lo general una nuez … que tenga el mismo diámetro que la apertura del recipiente e introduce dicha golosina en dicho receptáculo … y engancha la trampa en un lugar de la selva por la que transiten monas o monos …

Estando el mono o la mona en su rama rascándose , lo que se rasquen las monas y monos en estados de relax … huele la golosina … y se acerca al tarro con desconfianza … pero al final puede más la gula e introduce la mano por la apertura y agarra la golosina … pero la golosina dentro de la mano impiden que esta última pueda volver a salir por el orificio de entrada … el mono mantiene esa actitud estúpida de no soltar la nuez … de mantener en su cerebro la idea de paladear la nuez que nunca va a poder morder … en estás circunstancias el mono o mona rápida/o como un rayo es cazada por el astuto cazador … años después esclavo/a del organillero o en el circo , alimentado y con tiempo para pensar descubre que es lo que le llevó a esa situación … y se lamenta mientras baila una danza ridícula al son de una música más ridícula y estridente … ¿ por qué no solté la nuez cuando estuve a tiempo ? …

Preguntaros por vuestro recipiente por vuestra nuez y por los motivos que os obligan a seguir aferrados y aferradas a esa promesa de futuro … a esa nuez que nunca llegará a vuestra boca … y que el mero deseo de conseguirla … sin jamás llegar a tenerla … os arruinará la vida para siempre … bueno quizás seáis felices bailando para el patético público del organillero …

Y que conste que yo no se todavía cual es mi nuez ni mi tarro … por lo tanto no tengo ni idea de como soltar al jodida nuez y poder sacar la mano del puto tarro … pero lo estoy intentando …

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...