Cua cua , tu mism@

Media naranja
Where’s my other half

Estaba yo dando vueltas a eso de la princesa y el sapo , pero muy lejos de estar influenciado por las noticias , estaba yo en esto pensando en lo de la elección de compañía , en las medias naranjas , o las medias chirimoyas …

Las comparativas son odiosas pero en este caso quiero dejar claro que utilizo al sapo y a la princesa por lo dispares y por su presencia en el ideario colectivo , no por la repugnancia que nos puedan dar el uno o la otra … habida cuenta que hablamos de una princesa medieval …

¿ que hace un sapo junto a una princesa o viceversa ? … quizás … por la alta concentración de moscas en torno a la princesa atraídas estas , las moscas , por la higiene distraída de nuestra más o menos bella princesa o simplemente por la sombra o por la atención que ella le dispensa , al sapo , que al parecer era el único en la corte que escuchaba los soliloquios de estanque de nuestra querida princesa …

Pudiera ser que en aquellos tiempos de baños anuales un hombre fuera más repugnante en si mismo que un sapo , de todas formas nos quedamos con la princesa y el sapo … que de haber recurrido a una gallina y un pato , o a un cochino y una oveja o a mil ejemplos más tendríamos más connotaciones y no estarían grabados en conciencia colectiva …

Bueno que al final la princesa cansada de esperar a ese príncipe azul ( enfermo del hígado seguramente ) termina lamiendo al sapo … que es el único que permanece su lado y que aparentemente le escucha … y más por desesperación o necesidad que por amor ,  al final ,  ella termina viendo un príncipe donde el resto ve un sapo pero que por miedo o respeto o puro y duro pasotismo callan …

Hace tiempo oí o leí … “¿ como no te iba a querer , con tantas virtudes como te inventé ? … pos en eso está la princesa inventándole virtudes a su sapo … pero el sapo tiende a sus moscas y a su charca … y seguramente su mente solo alberga algún pequeño recuerdo de la sapotamadre …

… había yo puesto inicialmente todo en plan princisa/pe y  sap@ … pero hacía incomoda la lectura … pero nada más lejos de mi intención la de establecer equivalencias mujer/princesa, hombre/sapo …

Amemos-nos a nosotr@s , que no somos ni príncipes ni sapos ni princesas , no tengamos a nadie cerca por miedo a esa soledad que nos enfrenta a nosotr@s mism@s.

Cerramos los ojos al besar para imaginarnos a quien besamos.
De todas formas yo asumo rotundamente mi papel de sapo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Publicado por

Txentxo

Soy una sorpresa para mi mismo ....

3 comentarios en “Cua cua , tu mism@”

  1. Unas dudas … una princesa sentada largo tiempo en un estanque ¿ es una estanquera ? ¿ la mujer del sapo es la sapa o la sapota ? …

  2. Si la princesa o el principe se sentaran dentro del estanque en vez de en el borde, puede que las moscas no estuvieran interesadas en sobrevolar al susodicho y en ese caso el/la sap@ pasaría un kilo de la historia.

    O puede que simplemente nada de esto pasara y la princesa o principe de la historia solo chupara el lomo del bichejo en pro de un colocón, que ya se sabe que hay anuros que segregan sustancias estupefacientes por la zona dorsal.

  3. Ante todo pedir disculpas por tardar tanto en contestar … pero la vida es así …

    Hay que mirar más allá del sapo, de la princesa y del estanque, esto era “un poné”, si “fuera ponio” una ornitorrinca y un pato Okavango, seguramente hubiera llegado el mensaje con más claridad. El ejemplo no ha sido muy acertado .

    La ornitorrinca diría “hay que besar muchos patos del Okavango para encontrar al principe azúl”.

Los comentarios están cerrados.